Pasar al contenido principal
Museo Regional de Pintura “José Antonio Terry”

Nadalino + Haro Galli · Talleres

INICIO   MUESTRA  ARTISTAS  I  TALLERES  

Para Nadalino y Haro Galli, el arte y la vida, el trabajo y el regocijo, la técnica que se repite y la que se experimenta, son caras de una misma moneda. Lo mismo sucede con la casa y el taller: es un mismo espacio donde conviven la arcilla, las obras en proceso, las piezas que hay que hornear, las ya terminadas y en exhibición. En sus talleres y en sus casas se conversa con los artistas mientras sus manos van levantando las piezas de arcilla, preparan la comida, embalan una obra y se comparte un mate o un vaso de vino, chayando primero a la tierra, y recordando siempre a Ricardo Vilca.

En sus talleres la vista no deja de encontrar herramientas, adornos, frases y objetos diversos que conforman una constelación que refleja la vida íntima de los artistas, una ética de su oficio y que completa el sentido a sus obras, este es el arte del encuentro.

El taller de Haro Galli está ubicado en el barrio Vieja Estación, frente al pueblo de Tilcara. Se lo puede visitar todos los días de la semana, en el horario de 14 a 21 hs. El taller Utama es punto de venta exclusivo de las obras de Haro Galli. Además se exhiben y comercializan obras de cerámica de sus hijos y vinos de la bodega familiar.

En este momento el taller no recibe visitas por medidas sanitarias. CONTACTO

El taller de Nadalino se encuentra en el barrio Sumaj Pacha, a 4 km (al sur) del pueblo del Tilcara. Se lo puede visitar todos los días en el horario de 9 a 12 hs. y de 15 a 20 hs. preferentemente coordinando la visita con anticipación. El taller El Árbol es punto de venta exclusivo de las obras y los udus de Nadalino. También se exhiben y comercializan piezas de cerámica utilitaria producidas por su compañera, Milagro Rioja, y sus hijos.

En este momento el taller no recibe visitas por medidas sanitarias. CONTACTO

Nadalino y Haro Galli coinciden en pensar que los dedos tienen memoria, que las manos saben lo que deben hacer con precisión. Mientras conversan, sus manos levantan la arcilla y van dando forma a la pieza. 

Las manos de Nadalino y Haro Galli, resecas y teñidas por la arcilla roja, ya parecen manos de barro. Las manos que modelan la arcilla son, al mismo tiempo, modeladas por ésta. 

"Uno hace algo con la arcilla, pero la arcilla a su vez, de una forma especular, lo hace a uno. Es una relación donde uno busca verse lo mejor posible. Exactamente como un encuentro, un encuentro de índole amorosa. La arcilla tiene cosas para decir y yo también. Bien, pongámonos de acuerdo y hagamos lo mismo los dos." (Nadalino)

Haro Galli en su taller

Nadalino en su taller